Manejo Fitosanitario de la Caña de Azúcar

Introducción

Feature image

En el estado de Puebla se cuenta con una superficie cultivada de 15,759 hectáreas con caña de azúcar, que en conjunto tienen un volumen de producción de 1,625,610.86 toneladas y generan un valor de la producción de 768,601.91miles de pesos (SIAP, 2015). La caña de azúcar por lo general es un monocultivo de áreas extensas, alterando en consecuencia el equilibrio natural. Esto permite que algunas plagas se desarrollen y reproduzcan, al disponer de una gran cantidad de sustrato para alimentarse.

Barrenador del tallo en caña de azúcar.- El daño es causado por las larvas. Cuando atacan los brotes jóvenes causan la muerte de la yema apical, cuyo síntoma se conoce como “corazón muerto”. En los tallos, a más de las galerías que hacen las larvas, ocurre el ingreso de microorganismos que causan la pudrición roja (Fusarium moniliforme y/o Colletotrichum falcatum), todo lo cual causa disminución del peso y afectación de la calidad del jugo.

Los barrenadores del tallo son plagas en todas las regiones del mundo donde se cultiva la caña de azúcar, siendo los barrenadores del género Diatraea Spp., la plaga más difundida y de mayor importancia en el Continente Americano; reportada desde el sur de los Estado Unidos de Norteamérica hasta Argentina, atacando no solo a la caña de azúcar sino también al maíz, arroz y otras poáceas.

Este insecto ocasiona una pérdida anual de la caña de azúcar que varía del 4 al 30 %, en los Estado Unidos de Norteamérica, con un valor promedio de 10 millones de dólares. El daño por el barrenador también disminuye la cantidad y pureza del jugo que se puede extraer de la caña, además de que disminuye de un 10 al 20% contenido de sacarosa en el jugo. Los daños y pérdidas provocadas por los barrenadores dependen de la especie, región, factores ambientales y del manejo del cultivo.

Los roedores constituyen una de las principales causas de pérdidas a nivel mundial, el cual ha sido estimada en un 20% de las cosechas alimenticias mundiales y cuando no se les combate los daños que ocasionan en la agricultura pueden alcanzar hasta un 50%.

La configuración del paisaje agroecológico proporciona grandes ventajas para el establecimiento de las poblaciones de roedores, debido a la amplia disponibilidad de alimento, agua, corredores de distribución, zonas de anidación, y protección de cobertura de escape fuera de la vista de los principales depredadores como las aves rapaces (Dra. Isabel Vázquez, 2013), indica que la rata de campo afecta anualmente 200,000 hectáreas de caña de azúcar en México y reduce del 5 al 20% el rendimiento por hectárea. Por su parte Vásquez (2005), menciona que en el ciclo agrícola 2004-2005, hubo 5% de daño en 115,218 hectáreas, equivalente a 345,654 toneladas de tallos; cuyas pérdidas económicas calculadas fueron de 8.6 millones de dólares americanos. Con base en este resultado obtenido, se determina que en las regiones cañeras de México, se estima una pérdida de 0.61 t ha-1 por cada uno por ciento de incremento en los tallos dañados.

Por lo anterior, es importante proteger los cultivos, mediante la implementación de un programa que garantice la fitosanidad y con el apoyo de una estrategia que nos permita suprimir el problema en la región de ataque más crítico ya que el gusano barrenador y roedores afecta desde la plantación a la cosecha de la caña de azúcar.

De los 15 estados productores de caña de azúcar en el país, el estado de Puebla se ubica en el catorceavo lugar en relación a superficie sembrada, pero ocupa el primer lugar en rendimiento (t/ha-1) a nivel nacional.

Durante en los años 2014 y 2015 el personal de la campaña dio seguimiento a las acciones de muestreo a un total de 1150.00 hectáreas. En el año 2014 se comenzó con una infestación promedio de 10.29% de gusano barrenador y cerrando el año con una infestación de 9.79% y en el año 2015 se dio el inicio con una infestación de 9.79% y cerrando con 4.8%en este año solo se atendió en la región del distrito 06 Izúcar de Matamoros y en muestreo de roedores se inició con un porcentaje de 0.47% y se determinó en el año 2015 con un 4.8% porcentaje de infestación de roedores. En los dos años se trabajaron oportunamente para dar el control biológico de insecto benéfico (Lixophaga diatraeae) para control de gusano barrenador y para el control de roedores se instalaron trampas de golpe aplicando el control mecánico. Los predios atendidos fueron los mismos del 2014 y 2015 de los municipios atendido son: Atzala, Chiautla, Chietla, Epatlán, Izúcar De Matamoros, San Martin, Totoltepec, Tepeojuma, Tilapa, Tlapanalá, Xochiltepec.

Durante en el año 2016 el personal de la campaña dio seguimiento a las acciones de muestreo a un total de 1150.00 hectáreas. En el año 2016 se comenzó con una infestación promedio de 12.43% de gusano barrenador y se determinó el año con una infestación de 11.48% y en muestreo de roedores se inició con un porcentaje de 0.28% y se determinó en el año 2016 con un porcentaje 0.23% de infestación de roedores. En él año se trabajó oportunamente para dar el control biológico de insecto benéfico (Lixophaga diatraeae) para control de gusano barrenador y para el control de roedores se instalaron trampas de golpe aplicando el control mecánico. Los predios atendidos fueron los mismos del 2014 y 2015 de los municipios atendido son: Atzala, Chiautla, Chietla, Epatlán, Huehuetlán El Chico, Izúcar De Matamoros, Jolalpan, San Martin Totoltepec, Tepeojuma, Tilapa, Tlapanalá, Xochiltepec.

Avenida Prolongación Miguel Hidalgo 2107. San Pedro Cholula, Puebla, México. C.P. 72760.

Última actualización 2017. Contacto administrador@cesavep.org